¡Nuestro aceite Cocosol, puesto a prueba!

El aceite de coco cada vez se abre más camino para formar parte de la alimentación de muchas personas. Se trata de una grasa de origen vegetal con un 92% de ácidos grasos saturados, lo cual aporta energías y mantiene saludable el pelo y la piel.

El procedimiento para obtener Cocosol consiste en prensar cocos frescos al frío, ya que de esa manera mantienen sus propiedades. Como resultado, se obtiene un aceite 100% puro, extra virgen y con una consistencia suave y muy agradable aroma.

Su uso en la cocina es muy interesante, debido a su variación dependiendo de las temperaturas. A bajas temperaturas se solidifica y a altas se derrite. Justo en esta última consistencia, el aceite de coco puede llegar a ser un reemplazo de las gelatinas o natas. Mientras que no se oxida, ni se vuelve tóxico, a altas temperaturas.

Daniel Beltrán, conocido en Instagram como @cocinaparaforaneos.ec, nos comentó que cocinar con nuestro Cocosol la considera una gran opción saludable y ligera para las comidas. Como lo vivió en la preparación del Curry de Coco del pasado viernes 25 de marzo, nos demostró que el Cocosol crea mayor complejidad al plato, además de cambiar favorablemente el sabor de la proteína de una manera única. ¿Te atreverás a integrarlo a tu dieta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *